lunes, julio 09, 2007

Es un buen chico, pero conmigo se portó como el peor de los varones.
Me amaba, pero lo que eran doscientos doce grados en mi escala fahrenheit, eran cien en la suya. Supuestamente me valoraba, pero lo que para él es no querer perderme nunca, se traduce en borrarse del mapa por unos días.
Me dijo que era única, una mujer maravillosa, pero me fui ese día como una exiliada de su casa.
Dice que le duele, pero se arregla bastante bien sin mí.
Ayer, o antes, sí decidí que terminé.

1 Comentarios:

A la/s vie. jul. 13, 04:11:00 p.m. 2007, Anonymous el alma que piensa dijo...

...dijo ahora vengo, cuando ya no estaba.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal